Escuela de México

Kabbalah Clásica Tradición Toledana

 


 

El propósito de la escuela de la Kabbalah, tradición Toledana en México y en el mundo es impartir conferencias, talleres y seminarios presentando la sabiduría de esta tradición en un lenguaje accesible, facilitar su comprensión y profundizar el entendimiento del ser humano como parte integral de la existencia. Ya que la Kabbalah no es una religión sino una filosofía de vida, personas de cualquier creencia podemos recurrir a este cuerpo de enseñanzas para obtener sabiduría, claridad y un profundo sentido de vida en medio de la cotidianidad moderna y así encontrar una guía original que lleve tanto a la armonía emocional como al crecimiento espiritual.

 


  

Estos talleres, cursos y seminarios presentan un sistema kabbalístico determinado para unificar y clarificar diferentes puntos de vista y de prácticas extraídos tanto de fuentes antiguas como modernas.

 

El Centro Cultural y de Desarrollo Humano S.C., auspicia la Kabbalah Clásica de la Tradición Toledana desde 1981 siguiendo las enseñanzas del autor y maestro reconocido internacionalmente, Z’ev ben Shimon Halevi, quien ha tomado como su misión traducir la Kabbalah medieval a un lenguaje moderno y comprensible para la psicología de hoy. En sus enseñanzas se distingue la claridad en su exposición y la posibilidad de adaptar el conocimiento ancestral de esta tradición a las exigencias de la vida actual.

 

Blanca Rosa Domínguez, psicóloga transpersonal, fundadora y directora del Centro Cultural y de Desarrollo Humano, SC., es miembro de la mesa directiva de la Kabbalah Society International y discípula del maestro Halevi.

 

Actualmente se dedica a difundir las enseñanzas de la Kabbalah en México, España, Inglaterra, Holanda y Japón y a producir material audio visual que 

 

permite tener acceso a este conocimiento de una manera sencilla y clara de entender.

 

"Llevo impartiendo la Kabbalah muchos años y me he dado cuenta, a través de mi experiencia como tutora, que todas las enseñanzas, incluida la Kabbalah, conducen en último término a lo mismo; la necesidad de vivir a Dios o de estar conscientes de la sabiduría profunda que vive dentro de nosotros. Esto es la esencia de toda enseñanza".

 

"La Kabbalah con su teoría, diagramas, cursos, meditaciones y prácticas no es más que una herramienta útil en el camino que el kabbalista sigue para encontrar a Dios morando en él o en ella y darnos cuenta que somos uno con la totalidad de la Existencia".

 

"En la medida en que practiquemos la vivencia en la Presencia Divina iremos comprendiendo cuál es la razón de nuestra existencia volviéndonos cada vez más y más útiles en el Plan Divino como seres que, al ir evolucionando, amplían su visión del mundo y comprenden la razón para la cual han sido llamados, creados, formados y hechos".